sábado, 22 de septiembre de 2012

Tesoro espiritual en vasos de barro


2 Corintios 4: 7-10

Hay un mito predicado en muchos lugares de que cuando entregamos nuestra vida a Jesús passamos a vivir sin cualquier tipo de dificultad o aflicción. Muchas personas si decepcionan por creer en esta idea cuando veen que en sus vidas aún enfrentarán problemas mismo que ya hayan creído en Cristo.

Jesús dijo que la verdad no es bien como muchas vezes si piensa. Mientras estamos aquí en este mundo, problemas estarán presentes en nuestras vidas. Él dijo: "En el mundo tendréis aflicción;" (Juan, 16:33), entonces sabemos que nuestro pasaje en esta Tierra será atribulada. En el texto de 2 Coríntios podemos leer   algunas atribulaciones por las cuales podemos pasar: podemos ser atribulados, pasar por apuros, podemos ser perseguidos, derribados... ¿desesperador, no?

En verdad, nos desesperamos si leemos este texto por la mitad, focando las dificultades que tendremos. Jesús, a continuación del verso de Juan 16:33, nos exhorta; "En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." Jesús venció al mundo, y nosotros podemos confiar que venciremos también, quando nos quedarmos confiantes en nuestro salvador Jesús.

Pablo, em 2 Corintios 4: 7-10, escribe que sí, tendremos atribulaciones viviendo aquí. Pero mientras podemos ser atribulados, el texto dice que no seremos angustiados; cuando pasarmos por apuros, no seremos desesperados, cuando perseguidos, no seremos desamparados, y mismo que seamos derribados, no seremos destruídos. Somos frágiles como vasos de barro; pero el tesoro espiritual maravilloso que es Cristo viviendo en nosotros hace con que resistamos a nuestro difícil tiempo en un mundo en el cual tendremos aflicción. Llevamos la muerte de Jesús, su sacrificio hecho por nosotros, y sabemos que Él vive en nosotros y nos dará los medios para vencer el mundo.

Que en todo tiempo puedas confiar en Jesús y buscar su ayuda para pasar por tiempos de dificultad, y que Él te bendiga con su infindable paz =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada